Empezaremos diciendo lo que ya todos sabéis:  tener buen contenido es VITAL para que una página web tenga éxito.  Y es que tiene su lógica, si tiene buen contenido la gente la visitará de forma repetida, además de ser un factor considerado para el establecimiento de la posición de la página en los buscadores (SEM/SEO/SMO). Por tanto, partimos del punto que tener contenido de calidad es bueno para la empresa que publica en esa página y para el motor de búsqueda que “invita” a los usuarios a visitar esa página.

El contenido es el rey de una página web, pero no debemos perder de vista que el rey no puede ganar el juego por sí solo, debe trabajar en equipo con otros aspectos.

Entonces ¿por qué casi ninguna empresa tiene una estrategia definida con relación a su contenido?  ¿Qué es un buen contenido?.  Ser específico en estos temas, sería un tema de muchas horas, asi que por ahora vamos a mencionar algunos aspectos que de forma general muchas empresas fallan en cuanto a su contenido.

Si no sabemos hacia dónde vamos, tampoco sabemos cómo llegar ahí , así que lo primero es definir una estrategia de contenido.  Y tratar de no cometer los siguientes errores en dicha estrategia.

1.      No hay contenido o seudo-contenido:  No tener contenido es un problema obvio que muchas empresas enfrentan.  Tener contenido no significa publicar cualquier cosa y de cualquier fuente, por ejemplo muchos se conforman con copiar el texto de los anuncios, o del material promocional de la empresa, peor aún, muchos consideran la descripción de sus productos como contenido.   No olvidemos que contenido es aquello que le da valor al usuario, ¿qué valor le puede dar a tu usuario saber que tienes 2033 productos? Sería de valor que al menos uno de esos productos le hiciera decir a ese usuario : “Wow…eso es justo lo que yo estaba buscando para resolver mi problema”

2.        Contenido de baja calidad: Con esto nos referimos a palabras que no tienen mucho significado.   Algunas empresas con una creencia un poco errónea respecto al SEO, se repiten y se repiten a través de su contenido, recordemos que también el SEO ha evolucionado.  Quienes siguen esta pauta no hacen contenido para ser leído por personas.

De hecho, muchos incluso publican este tipo de texto sin ningun matiz personal, carente de emociones.  Utiliza frases hechas, describe no explica. Se trata de meras repeticiones.

3.   Contenido aburrido:  En ocasiones tenemos contenido de alta calidad pero ABURRIDO, o peor aún poco relevante y además aburrido.   Si es aburrido, por muy relevante que sea, no logrará atraer la atención de los usuarios, a menos que su mercado meta se un reducido número de especialistas en el tema que dominan perfectamente la temática, buscar que tu contenido no sea aburrido es importante, esto motivara a la gente (incluso aquellos que no sean tus clientes potenciales) a compartir tu contenido con otros a los que si podría interesarle.

4.   Contenido únicamente de texto.  No debemos pretender que tus visitantes actúen como lectores de un libro en tu página web, agrega imágenes, y si es posible videos que tu mismo podrías producir, hoy en día existen muchas herramientas que te permiten hacer esto por ti mismo.   Las imágenes ya de entrada atraen la vista de los visitantes, y pueden ayudar a entender mejor el texto.  Recuerda que tu objetivo es que una vez que lleguen a tu página, tu contenido sea notado, leído y compartido en la red, esto es lo que a la larga resultará en conversiones a tu favor.

5.    Contenido fuera de tu página web.

Está muy bien participar en los medios sociales como Facebook, Google+ u otros, pero si todo el contenido de calidad que generas lo envías por estos medios, estás descuidando tu página web.  Tanto tus ideas, preguntas y respuestas, comentarios de tus usuarios, u otro tipo de contenido generado por los clientes debe ser aprovechados tanto de forma offsite (fuera de tu página web) como en la misma página.  Por ejemplo,  puedes participar en blogs externos, pero no dejes tu blog abandonado,

Facebook y otras redes sociales deben ser vistos como una forma de difundir el conocimiento acerca de ti y de tu compañía.   Si pones todo tu contenido en Facebook, Twitter o cualquiera de estos medios sociales, es estar trabajando para otros, invierte tiempo y esfuerzo en tu propio sitio y entonces usa estos medios sociales para tener la atención de todos los demás para ti y tu contenido.

6.   Contenido irregular ¿Qué pasaría si tu vas al kiosko y el periódico que gustas leer unos días está y otros sin ninguna razón no se publica?  Pues muy posiblemente, buscarías otro periódico que se publicara de forma estable.  Pues lo mismo sucede en internet, si un usuario llega a tu página y día tras día no encuentra contenido nuevo, o un newsletter que pretendía ser semanal, unas semanas sale y otras no, pues llega un momento que la gente pierde interés por esta fuente de contenido.  Se debe publicar de forma constante, si no, en la mayoría de casos no te preguntaran que ha pasado, simplemente buscarán nuevas fuentes de contenido.

7.   Contenido separado.  De todos es conocido, que los blogs se han puesto de moda, muchas empresas tienen sus propios blogs, y eso está bien, pero estoy ha hecho que muchas veces se haya delegado en los administradores del blog la responsabilidad total de la generación de contenido, incluso en muchos casos el blog ni siquiera está ligado a la página web de la empresa. Y este es un grave error, el blog debe ser parte de un todo, porque debe ser una ayuda, pero además de esto, hay contenido que no cabe en un blog y SI debe ser parte de una web tales como preguntas y respuestas frecuentes, reportes, infográficos, videos educacionales etc.

8.   Contenido Duplicado: El contenido de grandes publicaciones, muchas veces es republicado tantas veces por otros que termina a veces díficil incluso saber cuál fue la fuente principal .  El publicar contenido duplicado no es beneficioso para el SEO, y no sólo estamos hablando de contenido robado, sino también del contenido que proviene de “fábricas de contenido” como las agencias internacionales de noticias y que ven publicadas sus noticias en miles de sitios a la vez. O acaso a ti como usuario te gusta cuando buscas alguna información que la información sea la misma en todos los sitios.

9.   Audiencia equivocada.  Antes de empezar a producir contenido tenemos que saber para quién queremos que sea ese contenido. No escribas para ti mismo, utiliza vocabulario que otros entenderán, enfócate en ello.

10. Sólo contenido  Probablemente nunca conocerás a nadie que te diga que su profesión es “ser creador de contenido”, no importa si lo que haces es escribir, filmar, grabar, tomar fotografias, lo importante es el resultado.  Por lo que tú como empresario no veas sus “obras” como simples piezas de contenido, piensa que son una expresión de creatividad. Además el contenido es sólo el inicio, es una pieza fundamental de un engranaje que  va  má alla de solo el contenido.

No se trata solo de crear un contenido único y excelente, es importante conocer tu audiencia y asegurarte de que este contenido sea publicado en las plataformas apropiadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

arrow_upward