El branding ha tomado en estos últimos años un papel muy importante dentro de las estrategias integradas de marketing de muchas compañías.  Por tanto el logo se constituye como un sello de  presentación, una representación gráfica que posiciona en la mente del cliente a tu empresa.

¿Quién no conoce el logo de Telecinco? O ¿Quién no ha sonreído cuando en medio de un largo trayecto ha visto a lo lejos el logo de una gasolinera conocida?  ¿Acaso nunca has sentido sed repentina al ver el logo de Pepsi?
Pero como todo en la vida, a veces es necesaria la renovación para darle un nuevo aire y sobre todo para recordarle al gran público a quién corresponde ese logo.

En algunas ocasiones el cambio de logo es  necesario por alguna alianza estratégica, por una unión de empresas, o bien porque la empresa ha ampliado  o reducido sus mercados o líneas de productos.  Debe ser un proceso hecho a conciencia con un análisis exhaustivo de las repercusiones que el cambio del logo pueda tener.

En el pasado, hacer un cambio en el logo suponía una gran inversión de tiempo y dinero, porque esto significaba tener que cambiar facturas, folletos y todo aquello que tuviese el logo impreso. El desarrollo del internet ha hecho que las cosas cambien, se imprime menos, y los interesados pueden consultar la mayoría de los documentos en la página web de la compañía o otros sitios.

Algunos cambios resultan positivos y otros reciben tantas críticas que al final la compañía decide volver al anterior, este fue el caso de la marca GAP  que en 2010 lanzo un nuevo logo que fue totalmente rechazado por el público y unos días después tuvo que volver al viejo logo.
Este último año, muchas empresas han aprovechado el desarrollo de su participación en la web para hacer un cambio de imagen a través de un nuevo logo.
Nos hemos encontrado un infográfico de What’sOutt  donde nos muestra algunas de las marcas conocidas que han hecho un cambio en su logo durante el año pasado.  Algunas muy conocidas como Starbucks, the Science Channel, Gogo, Livingsocial, Comedy Central, Swiss Air Lines, JC Penney, StumbleUpon e incluso Google Chrome estrenaron logo este año.  Ya el tiempo dirá si esto ha mejorado, desmejorado o ha dejado a sus mercados metas.
Si planeas hacer un cambio de tu logo debes hacer un análisis de cada uno de los elementos de ese logo:  color, letra, texto, figura y ver cuáles de estos elementos son los que percibe el cliente meta cuando piensa en tu marca, no vaya a ser que por ejemplo cambies el color y realmente lo que  más recordaba de tu logo ese cliente meta era que se trataba de un pato naranja!
¿Renovarse o morir?  ¡Cuidado..también hay cambios que matan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

arrow_upward