Los peores errores que podrías cometer pidiendo un guest post

Imagen de Guest postTener la oportunidad de invitar a alguien para que escriba en tu blog es algo único ya que con el guest post no sólo estará mejorando la reputación de los dos bloggers sino que estarás captando también la audiencia de tu guest blogger.  Evita realizar los siguientes errores a la hora de pedir un guest post:

  1. Emails demasiado extensos invitando a alguien a que escriba un guest post. Por lo general, todos los emails deberían ser escuetos y al grano, todos ganaríamos. Si vas a solicitar algo al remitente del email, todavía tendrás que ser  más escueto a la par que informativo.
  2. Enviar emails genéricos a varios guest posters. ¿De verdad crees que van a estar interesados en colaborar contigo si ven que para ti son tan sólo un dirección más de correo? Cúrrate tu petición, añade toques o puntos que demuestren por qué le invitas a esa persona y no a otra.
  3. Ser demasiado informal. Un grado de informalidad está bien pero si no tienes una relación tan estrecha con el remitente, intenta primero aproximarte a él con el mayor respeto posible y siempre siendo cauteloso en tus comentarios.
  4. Ser demasiado formal. En relación con el paso anterior, tendrás que evitar demasiadas expresiones y términos que puedan darle una sensación equivocada de con quién está tratando.
  5.  “Querido Webmaster”. Nunca empieces tus emails con algo así o con cualquier otra cosa que lleve “querido”. Esto no es una carta y además la web dispone ante ti de cantidad de información valiosísima acerca de los nombres y apellidos (o incluso nicks) de tus remitentes, utilízalos.
  6. Utilizar la sección de comentarios para pedir un guest post. ¿Quién crees que te va a tomar en serio? Puede ser un primer acercamiento pero las peticiones y propuestas serias, en privado.
  7. No proponer un tema. Es verdad que hay grandes bloggers ahí fuera pero no siempre tienen ideas para un artículo. Inténtales aportar algunas ideas generales o guidelines  para que tanto ellos vean que lo tienen más fácil sobre qué escribir como que tú te puedas asegurar de que van a escribir sobre lo que te interesa.
  8. Proponer un tema irrelevante. Si es irrelevante para tu guest blogger, ¿cómo será para tus lectores? Procura proponer un tema que atraiga a ambos sectores. Todos ganaréis con la elección.
  9. Enviar demasiados emails solicitando un guest post. Las invitaciones por email siempre llegan (asegúrate de utilizar un servicio que te indique si han leído tu correo). No hay razón para estar preguntando en repetidas ocasiones si están interesados en colaborar contigo. SI lo están, lo sabrás el primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

arrow_upward