Redes sociales y organizaciones no lucrativas

Teniendo el éxito que tienen las redes sociales, sería ilógico que las organizaciones no lucrativas no las considerarán como un medio informar de la organización, compartir la visión de la misma, obtener apoyo, recolectar fondos y conseguir voluntarios y adeptos.  Pero, al igual que con una empresa comercial, no basta con tener una página en Facebook, Twitter, Google +, o cualquier otra red social existente.  Hay algunos consejos que sería adecuado tener en cuenta para lograr  que tu organización no lucrativa logre destacar en internet,y sobre todo para que obtenga provecho para el logro de sus objetivos.

Enfócate
Las personas y grupos que tienen pensamientos similares se transmitirán unas a otras energía a través de compartir esos intereses, y esto es lo que se suele llama; promotores.
Una organización no lucrativa requiere de este tipo de promotores:  Activos.  En una empresa comercial, los clientes pueden ser clasificados a través de encuestas en:  promotores, detractores y pasivos.  La meta es convertir  la mayor cantidad posible de seguidores en promotores.
Los pasivos deben ser tratados igual que los detractores, tratando de mejorar su experiencia con la organización o causa.  ENFOCATE en que los promotores reciban el mensaje y lo compartan, así como en convertir los pasivos en promotores.

Hacer una lista con los aliados

Una vez que hayas detectado quienes son los promotores, pide su ayuda.  Motívales a compartir posts y enlaces  en sus círculos de influencia para hacer que el mensaje se difunda.  Se puede también hacer promoción cruzada con otras organizaciones similares o campañas.   Entre más se difunda el mensaje, más probabilidades tienes de lograr tu objetivo.

Un ejemplo de promoción cruzada es cuando varias asociaciones no lucrativas se unen para luchar por ejemplo para dar a conocer su trabajo y concientizar a los demás de la importancia del trabajo voluntario.  O cuando por ejemplo organizaciones locales se unen a nivel nacional para obtener difusión nacional y así tener más fuerza.
Existen otras formas de hacer listas de tus aliados como  mantenerlos actualizados con información relevante de la organización.  Por ejemplo, Facebook, tiene una característica de subscripción, también puedes tener para tu organización un RSS feed donde informes de tus eventos y comunicaciones más recientes.  Si ofreces contenido de interés, muy probablemente, quienes se interesen en él, querrán compartirlo con quienes piensan como él.

Tu participación en las redes sociales debe ser una red en sí misma

Se deben tener interconectados todas las redes sociales,  blog y página web que tengas y en la que participes.  Para hacer esto se pueden usar enlaces, iconos, enlaces cruzados entre las páginas.  Puede ser útil tener un perfil completo en cada una de las redes, fotos, comunicaciones base, objetivos de la organización, organizaciones a las que se está enlazado o a las que se apoya.  Probablemente,  esto aumentará el interés por tu organización.
Deja que los fondos fluyan de forma natural
Cuando se trata de recolectar fondos,  está probado que el mejor mecanismo es hacer bien el trabajo para el que la organización ha sido creada, y entonces los fondos vendrán por si solos.  Esto resulta más efectivo que ir de puerta en puerta pidiendo donaciones. Igual como sucede con una compañía comercial cuando crea un producto que es altamente deseado por un nicho de mercado, tenderá a venderse solo, pero para maximizar estas ganancias una buena campaña de marketing o un vendedor explicará los beneficios y ventajas y dejará que el consumidor tome la decisión de compra porque ellos quieren o necesitan el producto, no por lo que tú les hayas dicho que lo hagan.
Cuando estás haciendo una campaña, suele ser muy positivo explicar las razones por las que estás haciendo la campaña, de forma efectiva, impactante y convincente.  Esto es mucho mejor, que empezar indicando la causa para la recaudación de fondos y pedir luego una donación.  Siempre tiene que haber algún mecanismo en línea para hacer una donación, y cualquier otro tipo de información que le permita a los interesados saber cómo pueden involucrarse en la causa a través de donaciones, pero no envíes mensajes solicitando fondos. Deja que la información que les dé les convenza por sí sola de que ellos deben aportarlos.
De vez en cuando, puedes hacer un recordatorio con actualizaciones de la campaña. Nunca perder de vista que pequeñas donaciones no deben ser menospreciadas, ya que suelen ser las más estables en el tiempo. Para la organización en sí misma, es más importante lograr un compromiso con la causa a largo plazo, que una gran donación por una única vez.
La clave está en ser participativo y ser genuino.  Tus comunicaciones deben ser un flujo natural, y esto se logrará si sigues estos cuatro consejos mencionados.

Spread the love

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

arrow_upward