etapas social media marketingA raíz del boom del social media, todo el mundo que vende algo se ha tirado de cabeza a este nuevo océano de posibilidades con la finalidad de incrementar sus beneficios. Sin embargo, estudios recientes, como es el caso de SIIA sobre un sector de desarrolladores de software,  ha revelado que un 60% de de estos han reportado menos del 5% de sus beneficios como resultado del social media marketing.

Esto nos lleva a pensar ¿para qué nos sirve entonces? Debemos recordar que el social media marketing es nuevo y se encuentra en constante evolución. Lo que sí podemos observar, como una constante, es que los vendedores están aprendiendo, creciendo y pasando por tres claras etapas: amateur, mensajero y publicista.

1. Etapa Amateur

Inicia con la frase “Tenemos que ser sociales”, lo que lleva a saltar a Facebook, YouTube, WordPress y Twitter. A Slideshare, Tumblr, Pinterest y LinkedIn.

Es una etapa caótica en la que no existe un plan definido. La coordinación y comunicación entre departamentos es pobre. Prácticamente no se logra nada, pero es una etapa necesaria para acceder al mundo del social media.

2. Etapa Mensajero

Existe ya una guía y una estructura. Esta etapa se centra en la revolucionaria habilidad que internet y el mundo del social media ofrecen: poder comunicarse directamente con nuevos clientes potenciales y desarrollar relaciones con ellos. Por lo tanto, el objetivo de esta etapa es establecer estas relaciones.

Las redes sociales suelen ser el punto de partida para lograr esto debido a su simplicidad y a que es donde los usuarios pasan la mayoría de su tiempo. Los vendedores tienen que, simplemente, convencer a esos usuarios a “seguirlos” o “gustarles”. Hecho esto, se ha establecido una relación.

3. Etapa Publicista

Y ahora nos preguntamos ¿qué se logra con establecer esta relación? Los vendedores que se han hecho presentes desde los inicios de esta revolución son los que más beneficios están obteniendo. Se han dado cuenta de que no solo se necesita un mensaje atractivo para ir más allá de un “me gusta”, sino que hay que destinar tiempo y recursos para producir piezas de contenido más atractivo en forma de blogs, posts, infografías, e-books y videos, entre otros tantos. No basta con que estos sean entretenidos, deben enfocarse a las preocupaciones e intereses de sus futuros clientes.

Los vendedores en esta etapa utilizan las redes sociales para captar la atención y llevar a los clientes potenciales a sus sitios webs a través de la distribución de sus contenidos, ganándose su confianza y lealtad al lograr que regresen por más.

A pesar de lo que pudiera parecer, esta etapa no es fácil. Requiere una gran entrega para producir contenidos de alta calidad.

Poco a poco más vendedores están alcanzando la etapa de publicista, generando nuevas oportunidades, nuevos clientes y mejores beneficios.

Y tú, ¿en qué etapa estás? Cuéntanoslo en los comentarios!

 

arrow_upward