Cambiar la estructura y las URLs – Checklist

En el mundo SEO existen muchos detalles que podemos modificar para tener un mejor posicionamiento con nuestro sitio. Entre esas mejoras está la estructura de la URL para que sea más amigable con SEO. El problema que surge es que si lo haces de forma errónea podrías tener una bajada importante en tu posición y demorar mucho tiempo en recuperarla.

Usa la lista de control que tendrás a continuación para asegurarte que realmente vale la pena modificar la estructura de tu URL. En caso que decidas hacerlo, el resto de esta lista te ayudará a modificar todo lo que deberías. Esto te ayudará a disminuir la caída en las posiciones de los resultados de búsqueda (o al menos la cantidad de tiempo que dura esa caída).

Asegúrate que los cambios que haces son para mejorar.

A veces es buena idea cambiar la estructura de la URL, pero en otros casos deberías dejar las cosas como estaban. A continuación tendrás algunos ejemplos que son una interesante opción para aplicar cambios:

Cambio desde una estructura de URL dinámica a una estática.

El problema de la estructura de URL dinámica (por ejemplo: www.sitiodeejemplo.com/página.php?cat=231&prod=55234) es que finalmente tienes muchas variantes indexadas de la misma URL. Potencialmente esto puede provocar un gran problema de contenido duplicado y dividir el valor del enlace. El cambio hacia una URL de estructura estática te proporcionará una dirección para cada página de tu sitio o producto. Esto ayuda mucho a evitar la división del valor del enlace debido a URL múltiples.

El cambio de dinámica a estática no es una razón suficiente para cambiar la estructura de una URL. Todavía necesitarás asegurarte que estás haciendo un cambio hacia URLs más descriptivas y amigables con SEO.

Hacer que tus URL sean más importantes y amigables con SEO

Existen muchas páginas web con URLs que no explican el contenido del sitio, incluso en casos de estructuras estáticas. Por ejemplo, qué dice la siguiente URL acerca de la página: www.sitiodeejemplo.com/store/prod1.html .

Si lo que pensaste es que “no mucho”, tienes la razón. Puedes asumir que es una página de producto, pero sigues sin saber nada sobre él.

Si tu página web posee esta estructura, sería mejor cambiar la URL a algo más llamativo para tu público objetivo y más amigable para SEO, es decir, usa más palabras clave. Usa una frase de palabras clave apropiada y tus esfuerzos SEO tendrán mejores resultados, con la consiguiente URL más amigable con tus visitantes.

Cuándo dejar las cosas como estaban

Hay casos donde deberías aplicar cambios, pero también existen otros donde no deberías aplicar cambio alguno. Por ejemplo, si tu sitio ya tiene una buena posición en los resultados de búsqueda entonces querrás mantener la URL.

Hay “situaciones ideales” en SEO donde todo ya tiene una optimización perfecta, pero si ya tienes un buen posicionamiento entonces sería mejor dejar las cosas como están. Es en estos casos donde es valioso consultar con un experto SEO para ver los pasos a seguir.

Si decides aplicar los cambios a las URL, entonces el resto de la lista de control te ayudará a disminuir el tiempo que decae tu posición en las búsquedas.

Redirección 301 de URL antigua a una nueva.

Si has leído sobre SEO, seguramente has escuchado sobre las redirecciones 301. Éstas son la señal que le das a los motores de búsqueda para avisarles que has cambiado de forma permanente la ubicación de una URL.

Así que si vas a cambiar la estructura de tu URL entonces tienes que asegurarte de usar la redirección 301 para avisar del cambio de la antigua URL a la nueva. Si no aplicas esto entonces todo el valor de enlace que habías acumulado previamente irá a parar a un error 404 y perderás todo lo que habías ganado.

Recuerda que los enlaces que tienen la redirección 301 pierden igual un poco de su valor. Ésta es una razón por la que debes estar preparado para una caída en las posiciones de las búsquedas cuando cambias la estructura de la URL.

Actualiza el Sitemap XML

y reenvíalo a las cuentas del administrador web.

Deberías también actualizar tu mapa de sitio XML y reenviarlo a los motores de búsqueda a través de distintas cuentas de herramientas de administrador web, una vez que has aplicado la actualización a tus URL y usado las redirecciones 301. Esto avisa a los motores de búsqueda de los cambios que se hicieron en la página web y que la revisen con robots de nuevo.

Aplicarlo ayuda a que tu página web sea indexada de nuevo de forma más rápida, lo que sirve para que tus posiciones en los motores de búsqueda se reviertan más pronto. Mientras más luego los motores de búsqueda sepan de estos cambios, será mejor para tu sitio.

Actualiza todos los enlaces internos.

Seguramente el proceso de estructura de URL que consume más tiempo es asegurarse que todos los enlaces internos en tu sitio están actualizados para dirigir a las nuevas URL.

Quizás pienses “aplicaré redirecciones 301 para encárgame de esto. ¿Para qué debería actualizar todos los enlaces internos también?”. Es una buena pregunta y aquí tienes un par de razones para responderla.


  • Mantener el valor de todos tus enlaces internos.

    ¿Recuerdas lo que se dijo anteriormente sobre los enlaces que tienen redirección 301 pierden un poco de valor? No hay mucho que hacer con las páginas externas que te enlazan, pero puedes retener el valor de todos los enlaces internos si actualizas los enlaces.


  • Evitar la confusión de los visitantes.

    Si un visitante llega a tu página web con una conexión de internet de velocidad baja, entonces será más lento cuando tengan que hacer clic en un enlace que los redireccione. Si esto sucede, entonces lo más probable es que abandonen tu página web.

Cuando actualizas tus enlaces internos deberías comenzar con tu navegación, enlaces al pie de página y mapa de sitio HTML. Después necesitarás recorrer el sitio y limpiar todos los enlaces contextuales.

Google Webmaster Tools tiene una herramienta que puede ayudarte con este proceso. Simplemente ve a “tu sitio en la web” y luego a “enlaces internos”.

Luego tienes que ingresar la URL donde quieres que se busquen los enlaces y esta herramienta te dará una lista de los sitios que tienen enlaces a esa URL. Quizás no encuentres todo con este método, pero es un buen método para comenzar.

¿Vale la pena?

Existen muchos casos donde la limpieza de la estructura de la URL de una página web puede ayudar a tener mejores posiciones en las búsquedas, pero antes que comiences este proceso asegúrate de revisar la estructura del sitio y determinar si realmente valdrá la pena el cambio. Antes de hacer esto sería mejor revisar otros detalles en vez de ir de inmediato a cambiar la estructura de la URL.

Si tu sitio ya tiene un buen posicionamiento y su estructura URL no tiene problemas, querrás dejarlo como está. También recuerda que cada vez que aplicas cambios a tu URL, vas a tener una bajada en las posiciones de las búsquedas. Es difícil calcular cuánto durará porque incluso hay casos donde páginas que pertenecen al mismo sitio pueden verse más afectadas que otras.

Una vez que has hecho los cambios mencionados anteriormente deberías revisar con frecuencia tus posiciones. Asegúrate también de revisar los resultados de búsqueda para ver cuando los motores de búsqueda muestren tus URLs actualizadas. Esto es un buen indicador para demostrar que todo va por buen camino.

Si quieres aprender más sobre buenas estructuras de URL, aquí tienes algunos videos de Matt Cutts en Google Webmaster Help:

http://www.youtube.com/watch?v=UbimY0exQIA&feature=player_embedded

http://www.youtube.com/watch?v=gRzMhlFZz9I&feature=player_embedded#at=11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

arrow_upward