Angry Bird Coaching
Image by Nick Chill Photography via Flickr

Angry Birds el famoso juego de Rovio ha cautivado a grandes y pequeños con su simplicidad y entretenimiento asegurado. Quizás suene extraño sacar algo tan informal como un juego y compararlo con las estrategias SEO, pero hay muchas enseñanzas que se pueden obtener a partir de la batalla entre las “aves furiosas” y los “cerdos verdes”.

Una primera lección tiene que ver con “aprender jugando”, es decir haciendo, para el caso formal. En este juego no se necesita mayor instrucción que jugar y ver los resultados. Lo mismo sucede en el campo de las estrategias SEO, donde hay que experimentar, tantear el terreno donde se encuentra inmerso el sitio web y luego probar diversos métodos para lograr que el contenido sea visible en internet.

Otra lección tiene que ver con tener identidad propia. Este videojuego puede que tenga unas instrucciones parecidas a otros, pero su concepto y simplicidad lo hacen único. De igual manera, los sitios web son mejor posicionados al contar con esta característica, pues al tener una forma y contenido llamativos y auténticos, serán mayormente reconocidos en la red.

Al igual que en Angry Birds, donde si se falla uno o varios lanzamientos es más improbable pasar la etapa, como tercera lección están los malos inicios. Estos como consecuencia traerán un efecto dominó a las siguientes estrategias SEO, llevando al fracaso. Por este motivo resulta fundamental generar estrategias efectivas y utiles desde el principio del proceso.

Otra enseñanza es que se necesitan distintos especialistas para diversas áreas. El administrador de un sitio no puede pretender hacer todo y tiene que permitir que otros expertos se dediquen a funciones como las de SEO.

Una quinta lección tiene que ver con el impacto que se puede producir con una estrategia. Un sitio no generará grandes cambios con un solo método, requerirá un conjunto de estrategias que se complementen, al igual que los lanzamientos en el juego.

A medida que se pasan niveles, este juego se torna más difícil; la misma situación sucede con las estrategias SEO, donde Google se encargará que los sitios no avancen tan rápido en ubicaciones. Este filtro sólo puede ser combatido con métodos ordenados y constantes.

Otro elemento esta relacionado con no pretender ser ganador sólo porque se ha perfeccionado una estrategia. El universo de los motores de búsquedas está en constante cambio, y por este motivo los métodos también deben adaptarse.

El uso de las mismas estrategias una y otra vez no traerá resultados distintos. Esta enseñanza tiene que ver, también, con copiar métodos usados por otros sitios y que no siempre servirán en el propio. Se necesita estar en constante evolución para estar a la par con lo que impone cada etapa en el proceso SEO.

Como última enseñanza, pero no menos importante, siempre habrá más de una forma de ganar. Tomando como caso las estrategias y sus diversos usos para aprovechar mejor las mecánicas de los motores de búsquedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

arrow_upward