Tácticas para lanzar un blog corporativo exitoso

Tener un blog corporativo se está convirtiendo en una realidad, y en muchos casos la herramienta más importante de la empresa para relacionarse en los medios sociales.  Un blog corporativo es la oportunidad que tiene tu empresa de ir más allá de dar información de tus productos a través de la página web.  En un blog corporativo la visión es más cercana, hablamos de  una relación más directa con los usuarios o posibles usuarios de tus productos y/o servicios.

Las personas hacen negocios con personas no con compañías y, los clientes algunas ocasiones van a adquirir determinado producto, porque la persona que se los ofrece o les da el servicio les gusta, independientemente de si el producto es más caro o de peor calidad.

Aparte de los vendedores y el personal de servicio al cliente que  pueden tener una comunicación de cara al público, el blog corporativo viene a constituirse en la oportunidad de la empresa para mostrar la gente que está detrás del negocio, su experiencia y conocimiento en determinada área.  Es  la forma de ponerle una cara humana a tu empresa.

Pero aún muchas compañías no le dan el valor que les corresponde a los blogs corporativos, por una variedad de razones incluyendo falta de número de lectores, publicaciones poco frecuentes o porque han tratado temas que no corresponden.  ¿Te suena esto a lo que sucede con tu blog corporativo?  Pues tal vez con las  pautas que te mencionaremos aquí puedes darle un giro al futuro de tu blog.

1. ¡Enfócate!

Tu blog no debe ser una copia de tu página web, no se trata de comercializar tus productos de forma directa.  Procura usar un tema que  hable a tus clientes sobre sus necesidades o la experiencia con tu producto, y no un tema que busque promocionar tu producto solamente.

Por ejemplo, un fabricante de muebles, podría escoger algún tema relacionado como “la decoración” o el “aprovechamiento del espacio”, una vez que hemos elegido esta temática ya tendrás orientación para definir tus contenidos y ayudarte a dirigir la táctica de tu blog corporativo.

2. Identifica tu punto de vista

Un blog puede mostrar la “especialidad” de tu empresa y su ventaja competitiva.  Los clientes se sienten más identificados  y más propensos a comentar cuando un blog les da un punto de vista específico, basado con hechos o casos de estudio. Considere cual será el punto de vista de tu blog. Los posts deben ser escritos en primera persona y reflejar la personalidad del blogger y de la marca.

3. Prepara una estrategia de contenido

Una estrategia de contenido debe, entre otras cosas,  indicar:  quien creará el contenido (equipo, administración, escritores contratados, clientes, o una combinación de todos), el formato del contenido (longitud, video, texto, listas, tipo de ensayo), frecuencia (diaria, semanal) y tono (primera persona, casual, profesional).  Cualquiera que elijas, el producto final debe estar enfocado en tu audiencia no en difundir lo  grande que es tu producto o tu empresa.  ( por ejemplo sería ideal que pudieras aprovechar las experiencias que han tenido los usuarios con tu producto o servicio, escribir sobre las novedades de la industria o de tu producto).  En términos generales,  todo aquello que pueda apelar a las necesidades y experiencias de tus clientes y de aquellos que lo pueden ser.

4. Designar un blogger o editor corporativo del blog encargado del mismo

Esta persona no debe ser el autor de todo el contenido pero será el responsable de administrar la publicación de los post, aprobarlos, monitorizar los comentarios y darles respuesta.  O sea en pocas palabras, será el encargado de mantener al blog dentro de su enfoque.  Debe ser capaz de tener consistencia, frecuencia y calidad.

5. Crear un equipo para el blog

Ninguna corporación es dirigida y operada por una sola persona, una forma de mostrar la calidad del equipo humano de tu empresa es permitiendo un grupo más grande dentro de tu empresa cuente sus propias historias y comenten acerca de tus productos y servicios o novedades de la industria.  Esto aparte de que le da una visión más amplia, le quita presión al editor del blog que no tiene que producir todo el contenido.

6. Debes tener un calendario editorial

Aún un equipo grande de bloggers necesita inspiración.  En el momento de programar los diferentes temas o temáticas debes considerar aspectos como lanzamientos de productos en tu empresa, cambios de demanda estacionales, o ferias o conferencias de la industria.

Esta guía permitirá que los generadores de contenido puedan buscar la información necesaria, inspirarse y escribir¸ y a ti te permitirá tener una reserva de artículos que puedan ser publicados cuando mejor se considere.

7. Identificar las fuentes de información para el contenido

Hay artículos que no necesitan partir de cero, y pueden ser una versión reescrita, reinventada, adaptada de otros documentos.  Por ejemplo artículos cuya base sea documentación técnica, reportes que al  adaptarse se incluya información adicional o valoraciones personales.  Se pueden compartir videos de ferias del sector industrial al que pertenezcas, conferencias de algún personaje de la industria.  El usar casos específicos de clientes con comentarios de los empleados que lo manejaron sobre cómo y qué aprendieron de esa situación.

8. Planear el sistema de comunicación

Tu blog no está aislado, es parte del sistema de comunicación de la empresa. Establecer alianzas y relaciones de reciprocidad con otras fuentes de contenido populares en el sector de mercado al que te diriges es importante ya que motiva una mayor participación y una mayor visibilidad de la marca.  Conseguir enlaces recíprocos (backlinks) es una buena forma de promover tu contenido.  Se puede crear un canal corporativo de video en YouTube y promocionarlo en el blog.  También se debe promocionar el contenido del blog a través de Twitter, Facebook y otras redes sociales.  Esto también irá en beneficio de tus esfuerzos de optimización SEO.

9. Crear una comunidad con comentarios

Un blog corporativo no debe ser una conversación de una sola vía.  Permite y motiva que haya comentarios, tanto internos de la empresa como de tus clientes, en todo caso aún tenemos la posibilidad de moderar los comentarios.  Es adecuado que quienes escriban en el blog conozcan la política de contenidos tanto para empleados como para lectores, esto con el fin de  mantener adecuado el tono de la conversación y dar las guías a seguir en la comunidad.  Asegúrate de responder todos los comentarios, nadie escribe en un blog si no tiene esperanza de que le respondan.  Tus respuestas pueden basarse en preguntas que motiven un mayor diálogo.

10. Ahora debes promover el blog

Además de compartir el contenido en otras redes y vehículos de comunicación sería recomendable poner el blog en una localización propia.  Esta URL puede ser incluida en las tarjetas de presentación, firmas de los correos electrónicos y por supuesto enlazada a la página web corporativa.  Asegúrate de promover este sitio regularmente a tu audiencia a través de boletines de noticias  electrónicos, Twitter, Linkedln, Facebook, Google+ así como en todas las comunicaciones empresariales. Incluye en estas promociones no solo la URL del blog, también comparte sumarios de las historias presentadas en el blog e invita a comentar.

11. Crea una política de compromiso

Una política de compromiso le servirá de guía al empleado o blogger invitado para estar seguro que el contenido está dentro de lo estipulado y se está dirigiendo el mensaje correcto.  Incluso podrías considerar dar entrenamiento a todos los empleados en el manejo de estos medios.  Algo importante es establecer un protocolo de actuación para responder comentarios negativos o mala prensa que el blog pueda recibir.

12. Hay que fijarse metas y monitorizarlas.

Las metas del blog deben estar en consonancia con las metas corporativas y crear un punto de referencia realista sobre el nivel de actividad en los medios sociales y en el blog en sí mismo que esperamos (número de posts, cantidad de tráfico, número de comentarios y frecuencia en que el  post es compartido de forma externa, etc.)  Estos puntos de referencia deben ser monitorizados de forma regular y ajustar el contenido, el sistema de comunicación o lo que se considere apropiado.

Hacer un blog lleva tiempo y esfuerzo, a todos nos gustaría tener un blog lleno de comentarios apenas lo anuncias.  El contenido no lo es todo, pero es un buen elemento pero hay que trabajar el resto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

arrow_upward